Agresividad en Perros

 

Cómo Reconocer tempranamente y Qué hacer en los

casos de Agresividad en Perros

 

De todos los comportamientos indeseables que se pueden presentar, la agresividad en perros es lo más importante ya  que pone en peligro la integridad física e incluso la vida de las personas.

La agresividad en  perros es uno de los problemas por el cual atiendo más consultas de personas preocupadas y angustiadas.

La agresividad en perros está fuertemente relacionada con el desconocimiento que muchas personas tienen sobre el comportamiento normal de los perros, y en algunas oportunidades es estimulada consciente o inconscientemente por sus propietarios.

Muchos casos de agresividad en perros son comportamientos normales de la especie canina y otros son realmente alteraciones o verdaderas patologías en el comportamiento de los perros.

La agresividad en perros puede estar originada por cuestiones orgánicas o físicas como enfermedades, dolores, alteraciones hormonales, etc. O puede ser generada por alteraciones o problemas del comportamiento del animal.

Existen diferentes tipos de agresividad en perros, pero hoy quiero tratar una de las más importantes y peligrosas: La agresividad canina Dominante o Agresividad Canina Jerárquica.

 

Características y formas de tratar la Agresividad en perros


Este tipo de agresión es la más frecuente de todos los problemas de Agresividad en perros. Generalmente, se observa en perros machos sin castrar, mayores de un año y medio de edad, es más frecuente en perros puros de raza, que en los  perros mestizos; esto es debido a que las cualidades estéticas que se buscan y premian en las exposiciones caninas, tales como cola erecta, porte altivo, cabeza muy levantada, son muy similares a las actitudes y gestos propios de animales dominantes, y son justamente los perros dominantes los que principalmente van a manifestar la agresividad canina Jerárquica o Dominante.

El hecho de que sean  los perros más premiados quienes más posibilidades tienen de reproducirse, lleva a un aumento en la  concentración de genes con estos caracteres potencialmente dominantes.

El animal que manifiesta una agresividad canina dominante puede agredir o atacar a todos o algunos de los habitantes de la casa. Por lo común, son animales muy amigables con los extraños.

Debido a que el mundo de los perros se maneja con gestos, posturas y contactos corporales importantes, y como el perro toma a su familia humana como si fueran miembros de su jauría, los estímulos que desencadenan la agresión son los contactos corporales que sus dueños tienen con ellos, tales como, caricias, cepillado, intentos de colocarles un collar y una correa, intentos de hacerlos mover o retirar de un lugar, intentos de atarlos o amarrarlos, etc.

Generalmente el dueño interpreta que  el ataque del perro fue sin motivo pues él sólo lo estaba acariciando, pero para el perro había muy buenas razones para agredir. Esto es algo delicado, ya que a la persona agredida le cuesta mucho entenderlo.

Casi siempre los animales dominantes vienen dando señales de agresividad canina mucho tiempo antes de llegar a realizar la agresión.

Signos de Agresividad en Perros, antes de llegar a morder

 

  • Colocar su cabeza presionando sobre las rodillas de la persona
  • Mirarlo fijamente a los ojos y no desviar la mirada
  • Permanecer en el paso frente al propietario y no moverse del lugar.

Si el dueño fue permitiendo todas estas situaciones ya sea por temor o por desconocimiento, el animal comienza a creer que es dominante sobre su dueño y por lo tanto debe reprenderlo cuando no cumple con las reglas caninas normales  de subordinación, así de este modo el perro resulta agrediendo a su amo.

Este es el inicio de la Agresividad en perros por Dominancia. Si bien la confrontación física puede invertir o detener este problema en algunos casos, no todos los propietarios pueden lograrlo enfrentando a su perro, sobre todo cuando se trata de perros de 40 – 45 kg. y con una dentadura muy temible.

El objetivo del tratamiento de la agresividad en perros es evitar lesiones en la gente e invertir el orden jerárquico en la mente del perro, y en la del dueño también, pues es necesario que este último esté convencido de que puede manejar a su animal.

Para invertir el orden jerárquico el propietario debe intentar evitar todas las actitudes que puedan significar para el perro un desafío y así evitar las situaciones potencialmente peligrosas.

Se debe comenzar con un programa bien estricto para modificar la conducta del perro;  por ejemplo retirando el afecto y atención social cuando el perro muestra alguna actitud  de agresividad canina, enseñarle algunos ejercicios simples de adiestramiento de obediencia básica como el sentarse y darle un premio o recompensa cuando lo hace bien, sacarlo a caminar bastante tiempo para que gaste energías y  además porque muchos perros que son agresivos con su dueño en la casa tal vez no lo sean en la calle por la inseguridad que siente en otro ambiente diferente a la casa donde viven.

La modificación de la agresividad en perros es muy compleja y lleva bastante tiempo, voluntad y paciencia por parte del dueño. Por último, es importante destacar que en los casos de agresividad canina por dominancia está contraindicado el castigo físico; pues esto desencadena una reacción de mayor agresividad por parte del perro.

Por último con respecto a las drogas que se pueden usar para tratar la agresividad en perros, quiero mencionar los progestágenos (Anticonceptivos) en las dosis habituales, como así también los derivados de la Benzodiacepina como el Diazepán y el Midazolán a dosis de 0,5 a 2,2 mg/kg , oral cada 8 a 12 hs. para lograr mantener un nivel de seguridad mínimo y así  poder realizar las maniobras y técnicas tendientes a modificar la agresividad en perros. Obviamente que el uso de estas drogas debe ser indicado y controlado por un Médico Veterinario.

En el caso de los machos es muy recomendable la castración quirúrgica ya a partir de los 5 o 6 meses de edad del perro.

Debes recordar que no existen palabras mágicas, ni todo se soluciona con gotitas tranquilizantes. La única forma real y profesional de solucionar un problema de agresividad en perros, como en cualquier otra especialidad es necesario un Diagnóstico correcto  y un  adecuado Tratamiento.

Lo más importante para revertir la agresividad canina son las técnicas y ejercicios de “Modificación de la Conducta”

Los objetivos de esta terapia son:

  • Lograr revertir la relación de dominancia – subordinación existente entre el propietario y su animal. ( quién manda )
  • Extinguir la conducta agresiva del animal con las personas o animales, logrando que  el mismo acepte la proximidad de los mismos.

La Terapia o tratamiento de la conducta se basa en la realización de ejercicios de dominancia por parte del propietario, técnicas de contra condicionamiento y resocialización, con éstas técnicas es posible revertir y prevenir principalmente la Agresividad en Perros.

Por tu éxito educando a tu perro,

José Arca

Médico Veterinario.

Director de “Educar Un Perro”

Entradas Relacionadas

    Tagged with:  

    Comentarios en Facebook

    86 Comentarios Para “Características, control y tratamiento de la agresividad en perros”

    1. Rocio dice:

      Hola, tengo un Yorkhire Terrier de 6 años y os cuento mi problema por que estoy desesperada. El perro cambio cuando tenia 10 meses que empezó ha tirarse ha morder a todos los perros que se acercaban machos o hembras daba igual le regañaba, le ataba, le ponía en sumisión el caso es que ha dado igual perro que llega nuevo al entorno se va ha por el. Me dijeron que le castrase le castre pero mi perro a ido a peor si vamos por el parque caminando y el suelto no suele tirarse a ningún perro pero si estamos sentado y se acerca algún perro se va ha por el y le da igual grande que pequeño le pongo el bozal y le pongo en sumisión pero no hay manera y para remate se tira a las personas que se nos acercan a nosotros para saludar o niños y ya estamos tirando la toalla con el por que no podemos ir a ningún sitio sin que nos arme alguna. No se si me pueden ayudar.

      Muchas gracias de antemano.

      [Responde a este comentario]

      José Arca Dice:

      Hola Rocio,

      Lamentablemente te ha tocado un “Pequeño Gigante bién Dominante” Además es posible que los primeros 6 meses de vida fué un consentido y nadie le puso límites ni le educó como corresponde…es que era tan pequeño…!!! Pero por dentro tenía un gigante brabucón indomable a punto de salir a la luz.

      Te recomiendo que leas y practiques los siguientes consejos:

      Clic Acá => http://www.educarunperro.com/blog/miedo-o-fobia-a-otros-perros/

      Clic Acá => http://www.educarunperro.com/blog/como-educar-a-un-yorkshire-terrier/

      Mucha paciencia !!

      José Arca

      [Responde a este comentario]

    Escribe Tu Comentario

    *

    Free WordPress Theme