A continuación voy a revelarte los mejores consejos para educar a un perro que jamás nadie te ha dado hasta ahora. Estas tres  técnicas  Claves que voy a enseñarte son las mismas que debes utilizar en la educación  canina.

Aquí va el primero de los consejos para educar a un perro de forma profesional:

Meta Fundamental: Sé un líder, y tu perro te seguirá y será un perro obediente y feliz.

¿Pero qué significa? En pocas palabras, si eres el líder de tu perro podrás enseñarle lo que quieras y  él te seguirá hasta los confines de la tierra.

Algunos ajustes básicos y fáciles en la rutina de entrenamiento del perro pueden resultar en grandes cambios en su comportamiento.

La simple verdad es que… el comportamiento del perro es el resultado de la conducta de su dueño.

Es decir, tu perro reacciona a tu forma de actuar y proceder con él. Si te tomas el tiempo para educar a tu perro, y eres consistente en premiar y gratificar su esfuerzo,  él  trabajará duro para complacerte.

Un detalle importante: para educar a un perro debes usar métodos de entrenamiento positivos. Este artículo introduce algunos conceptos básicos para comenzar a conseguir el respeto de tu perro.

Los perros son animales de cargad social  y quieren un líder que les diga qué hacer y cómo comportarse.

Si no asumes el papel de líder, tu perro, no importa cuán dulce y amoroso sea; él asumirá el papel de líder, no sólo de otros perros, sino de ti, tu esposa, tus hijos, los gatos, y cualquier otra cosa que se mueve y respira en la casa. Esta no es la situación ideal, como se puede ver en el ejemplo siguiente.

Los Ramírez son una familia que tiene un perro mestizo. La familia está formada por papá, mamá y dos hijos.

El padre de familia no quería ejercer el papel de líder, pero tampoco ninguno de los integrantes quería serlo o estaba capacitado para serlo, ya que educar un perro y hacerle cumplir las normas es un trabajo de 24 horas y exige esfuerzo.

Astor, un hermoso perro mestizo macho de 2 años de edad, había enseñado con éxito a la familia a permanecer lejos de su comida y juguetes, gruñendo y amenazando cuando se acercaban demasiado, a no molestarlo si se le ocurría acostarse a dormir en las zonas principales de tráfico de la casa, como el centro de la cocina, algunos muebles ya eran suyos y sólo suyos, y él decidía quién podía entrar en la casa y quién no.

Los niños se convirtieron en sus compañeros de travesuras, podían correr, saltar y jugar con Astor todo el día, pero ellos no estaban en condiciones de saber cómo educar un perro, ni siquiera se imaginaban que esto era necesario.

Cualquier infracción de las “reglas” fue rápida y severamente sancionadas por Astor con gruñidos, mordiendo, rompiendo, dejando al descubierto sus dientes. Nadie le desobedecía en lo más mínimo!!!

Si la casa de Astor te recuerda a lo que sucede en tu familia y con tu perro, tengo algunos consejos para educar a un perro, que te ayudarán a recuperar tu papel de liderazgo.

Pon estos simples pasos en la vida diaria de tu perro y observarás los cambios de su comportamiento. Practica cada uno de estos pasos y muestra a tu perro que tú eres el líder. Simple.

Empecemos, con 3-importantes  consejos para educar a un perro. Una vez que domines estos, en un próximo artículo, voy a introducir varios más.

1. Muéstrame tu barriguita!

Que sea una experiencia positiva para tu perro darse vuelta en el suelo panza para arriba para que puedas acariciar su deliciosa barriga. Esta postura de sumisión indica un aplazamiento a su liderazgo, le comunica al perro que él no es el líder de la manada.

2. Elogios, elogios y más elogios

Halagos por ser un buen perro. Cualquier comportamiento del perro que te guste y quieras mantener, debes alabarlo y darle un premio, una recompensa cada vez que lo realiza. Enfocarte en lo que quieres es mucho más eficaz que enfocarte en lo que no quieres. No brindes alabanzas si tu perro te está mostrando una actitud dominante y demandante.

Si tu perro quiere ser mimado, debes hacerle sentar primero! Todo el mundo gana y el perro aprende buenas costumbres al mismo tiempo.

3. ¡Fuera de mi camino!

Un líder es respetado. Significa que no se debe ubicar en las zonas de alto tránsito (pasillos, centro del living o sala central de la casa, o cocina), tampoco debe sentarse en tus pies, o en tu sillón favorito y no debe negarse a salir del camino. Si lo hace desliza suavemente los pies en la dirección que tú deseas ir, mientras que utilizando un tono excitado y agitando tus manos haces que se levante y camine.

Para un perro, tratar de vivir sin un Líder y llevarse bien con todos no funciona. Los perros viven en manadas con  jerarquías bien definidas, no en democracias. Recuerda que si no hay liderazgo humano tu perro se hará cargo y establecerá las reglas.

Es hora de que asumas la posición de líder. Si lo haces, notarás cambios positivos en el comportamiento de tu perro de inmediato.

Si tú tomas tu posición de Líder tu perro te lo agradecerá y te sorprenderá lo duro que trabajará para complacerte.

Comienza a utilizar estos 3 consejos y verás que en unas pocas semanas su comportamiento habrá mejorado notoriamente y podrás ayudar a otras personas con estas técnicas para que ellos también tengan estos consejos para educar  a un perro.

Por tu éxito educando a tu perro,

José Arca

Médico Veterinario.

Director de “Educar Un Perro”

 

Entradas Relacionadas

Comentarios en Facebook

1 Comentario » Para “Consejos para Educar a un Perro”

Escribe Tu Comentario

*

Premium WordPress Themes