psicología canina

 “La Mentalidad de Manada y  la Organización Social Jerárquica“

Tanto en la vida de los perros como en la de los seres humanos, para que las sociedades puedan funcionar armónicamente y permanecer a lo largo del tiempo es necesario un sistema de ordenamiento social basado en Jerarquías bien establecidas, con una escala social bien definida, mediante la cual se establecen las relaciones entre los miembros del grupo.

La ausencia de éste ordenamiento social haría imposible la supervivencia de la manada.
Esta jerarquía tiene un orden lineal en el cual un perro es el Jefe o Líder o Individuo Alfa de la jauría, debajo de éste siguen otros de menor jerarquía llamados individuos Beta que se subordinan al anterior, más abajo vienen los perros Gama que obedecen a los anteriores y así sucesivamente.

Este ordenamiento Jerárquico permite que cada integrante ocupe un lugar dentro del grupo y que actúe en forma coordinada con los demás para las actividades de desplazamiento, de caza y de descanso. Siempre el encargado de gobernar, tomar las decisiones y dirigir a la manada es el Líder o individuo Dominante.

Este sistema perfectamente organizado y respetado por todos los individuos les permite a cada uno obtener su alimentación, su área de descanso y otras necesidades que de lo contrario en forma individual y debido a la competencia y a las peleas  le sería muy difícil conseguir.

Si no existiera este ordenamiento jerárquico con un Liderazgo firme cada individuo tomaría la iniciativa en forma individual llevando al grupo al caos y a la desintegración.

Este sistema de vida permanece hoy día en la mente del perro domestico y es aplicado por ellos en la convivencia  con el ser humano.

Los individuos Dominantes son los que ostentan el poder y tienen mayores privilegios. Son los primeros que acceden a la comida, al agua, a los mejores lugares de descanso y a la vida sexual.

Si bien los perros establecen rápidamente un orden jerárquico entre ellos, los propietarios suelen interferir y entorpecer la conformación de la estructura social de sus perros.
Los perros siempre se comportarán de acuerdo a sus propios patrones de comportamiento.
La mayoría de los dueños de perros suelen tratarlos intentando establecer un sistema de
“Igualdades” evitando hacer diferencias.

En una organización  social como la de los perros “El orden es la premisa fundamental
Una cuestión imprescindible para que ese orden se mantenga es el respeto de cada uno de los integrantes de las normas y reglas de la manada. Esto mantiene la estructura social de la jauría evitando las confrontaciones, las luchas o las competencias innecesarias. En ninguna Jauría existe el stress, la agresividad, los destrozos, los ladridos excesivos, la ansiedad ni ningún tipo de mal comportamiento. Lo normal dentro de una Manada suele ser la Armonía.

Todos los malos comportamientos de los perros domésticos comienzan cuando el hombre ignorando la forma natural y normal de vida de los perros intenta someterlos a un sistema y estilo de vida humano con reglas totalmente diferentes, que confunde a los perros. En ausencia de humanos los perros conocen perfectamente cuáles son sus roles en el grupo.

Además el hecho de que cada individuo esté seguro de su posición dentro del grupo hace que se comporte en forma apropiada con los demás integrantes, lo cual tiene como función que la convivencia dentro de la sociedad sea pacífica y ordenada.

¿Comprendes ahora quién es el que ocasiona los problemas, quién verdaderamente es el que se porta mal? Los seres humanos no podemos anular la naturaleza de los perros ni de ningún otro animal, ellos fueron creados de una forma a la que nosotros no podemos cambiar a nuestro antojo.

Ver y tratar a tu perro como un ser humano es la principal causa de su insatisfacción, desequilibrio, stress, miedo, conducta territorial y malos comportamientos. Es el origen de todos sus malos hábitos y de que tu relación con él se vea dañada a veces permanentemente.

¿Qué tienes que hacer?

 

La Mentalidad de Manada es uno de los secretos más importantes que tienes que conocer como fuerza natural que determina el carácter y comportamiento de tu perro.
El instinto de Vida Grupal es primordial. Si algo amenaza ésta forma de vida del perro su personalidad y conducta se verá afectada y alterada notoriamente.

La necesidad de vivir en un grupo estable y en armonía es la fuerza más poderosa que moldea e influye en la conducta normal de un perro. A los perros lo único que les importa es LA MANADA. El perro sin una manada no es nada, sinceramente no puede llevar una vida normal. Esto está profundamente grabado en su cerebro, y es imposible borrarlo.

El perro está preparado desde su nacimiento para esperar un cierto orden en su vida; para aceptar que tiene que seguir las pautas de comportamiento que impone un sistema social ordenado y bajo la vigilancia de un líder de confianza.

Pero hay una cosa más: La Manada siempre tiene un Líder, los demás perros son SEGUIDORES. En la naturaleza un Líder Nace, no se hace. La mayoría de los perros no nacen para ser Líderes. Los Líderes son los que nacen con un Nivel de Energía muy alto, no importa su sexo, ni su raza. Es una Energía Dominante, serena y equilibrada. Es la única forma en la que se puede ser el Líder de una Manada y llevar adelante tan importante misión.

Conclusión =>  Debes convertirte en el Líder de la Manada

José Arca
Médico Veterinario
Experto en Psicología Canina

Si deseas Más Información sobre el Comportamiento Canino

 

<<Descarga Ahora éste Libro>>

 

 

PSICOLOGIA CANINA

Clic en la imagen

Comentarios en Facebook

Escribe Tu Comentario

Free WordPress Themes

*

Weboy